La coronación de la cuarta corona de la Copa Libertadores de América en su historia se dio muy a lo lejos, cruzando el charco por culpa de los violentos que el pasado 24 de noviembre no permitieron que se realice el encuentro en la cancha del estadio Monumental de Núñez y que en medio de muchos vericuetos obligó a la CONMEBOL a trasladar esta definición al Santiago Bernabeú de Madrid, donde esta tarde pudieron lograr tan preciado objetivo al quedarse con contundente triunfo 3-1 ante su antagónico rival Boca Juniors, en la promocionada “Final del Siglo”.

Si bien es cierto Boca Juniors comenzó dominando las acciones, estas tuvieron su fruto, cuando en acción que la inició Nandéz, que fue culminada por Darío Benedetto (43′), con lo que parecía todo se le complicaba al elenco de la “Banda Sangre”, que fue en cambio el que tomó las riendas en el complemento y fue así como en una llegada Lucas Pratto (66′), que llegando con gran acción desde la derecha remató al andar con la derecha para así igualar la cuenta, obligando a que todo vaya a la prórroga de media hora adicional.

La expulsión de Wilmar Barrios apenas comenzado el primer tiempo extra, les pasó factura a los xeneizes, para que luzcan dos elementos que fueron sumamente claves, como el colombiano Juan Fernando Quintero (118′), en gran acción y poco después de su ingreso a la vancha le daba la vuelta al marcador, con lo que ya se estaban probando la corona de campeón que se certificó, tras un lanzamiento de esquina al que ascendió el meta Andrada en su intención de lograr el empate, lo cual provocó la contra que encabezada por Gonzalo “Pity” Martínez (121′) y con el arco abandonado puso el balón al fondo de las redes, desatando el carnaval.

De esta manera la escuadra de River Plate inscribe su nombre en el mundial de clubes a jugarse en los Emiratos Árabes Unidos, levantando su cuarto trofeo continental, siendo los anteriores en las ediciones de 1986, 1996 y 2015, teniendo esta consecución un sabor más especial por haberlo hecho frente a sus antagónicos rivales.

ALINEACIONES:

RIVER PLATE: Armani; Montiel, Maidana, Pinola, Casco; Ponzio; Fernández, Palacios, Pérez, Martínez; y Pratto.

BOCA JUNIORS: Andrada; Buffarini, Magallán, Izquierdoz, Olaza; Pérez Barrios, Nández; Pavón, Benedetto y Villa.

Deja un comentario