Haciendo singular parafraseo con estribillo de noventera canción interpretada por el grupo musical boricua Proyecto Uno, el pase a la final de la actual edición de la Copa Sudamericana se lo llevó el “Tiburón” de Barranquilla, Club Atlético Junior S.A., que sacando provecho al marcador en blanco obtenido en el partido de ida encarado frente a Independiente Santa Fe hace tres semanas atrás, impuso la condición de dueño de casa en el duelo de revancha celebrado en la noche de este jueves, 29 de noviembre, para avanzar a decisiva ronda después de ganar con la cuenta de 1-0 a favor.

Fruto de la variopinta actuación ofrecida por el mundialista Teófilo Gutiérrez, quien terminó siendo héroe y villano sobre la cancha del ‘Estadio Metropolitano Roberto Meléndez’, la anotación firmada por el reconocido atacante en el minuto 23 bastó para certificar la labrada clasificación ‘blanquiroja’ en ríspido compromiso encarado contra los bogotanos, dirigidos por viejo conocido para nuestro fútbol, Guillermo Sanguinetti, que llevando también su parte para observar juego sumamente cortado en campo ajeno, justifica el registro de las 4 cartulinas rojas para penalizar la vehemencia de los futbolistas dentro del campo barranquillero, donde el goleador de la contienda fue uno de los expulsados.

De esta manera el elenco de Junior de Barranquilla terminó quedándose con la clasificación a la gran final de la Copa Sudamericana, cuando se mida al brasileño Atlético Paranaense en la búsqueda de levantar el cetro del segundo certamen en importancia de la CONMEBOL.

Deja un comentario