Más allá de que pudiesen atravesar un buen nivel en el torneo doméstico, los futbolistas naturalizados pierden espacio en la selección nacional dirigida por Hernán Darío “Bolillo” Gómez, quien manteniendo una política implantada durante el desarrollo del primer ciclo de trabajo brindado en el manejo del combinado patrio, siempre preferirá citar a elementos nacidos en el país para ofrecer esa valiosa chance de vestir la principal camiseta de nuestro fútbol en lugar de hacerlo con deportistas provenientes de otros lares.

“Hoy día no y así lo dije la otra vez  (en la rueda de prensa de presentación), recordó el entrenador de “La Tri” para contestar la pregunta realizada por Jefferson Abad, dilecto colega de ‘Ecuador TV’ durante el conversatorio brindado luego del anuncio de la lista de convocados para afrontar los partidos de carácter comprobatorio contr Perú y Panamá, que agrupando a lo más selecto del medio local y de quienes componen el ámbito de legionarios en los actuales momentos, permitió evocar la postura tomada hace mucho tiempo para privilegiar a los talentos oriundos de esta tierra por sobre los compatriotas reconocidos por adopción: “Cuando llegué acá también me hablaban de eso, se acuerdan de  (Carlos Alberto)  Juárez, de  -Ariel-  Graziani; entonces, no, no, no. Hay jugadores ecuatorianos que hacen una buena selección”.

Por ello, reiterando en la vigencia de medida adoptada en el desarrollo del exitoso proceso rumbo a la Copa del Mundo FIFA Japón/Corea 2.002, Gómez sentenció: “Con el respeto que me merecen, porque yo soy extranjero y todo, pero para mí, es un concepto muy personal, pa’mí la selección es de ecuatorianos, eso sí lo tengo claro”.

Deja un comentario