Vibrante encuentro fue el que esta noche se observó en el estadio Allianz Parque de Sao Paulo, donde la escuadra de Boca Juniors inscribió su nombre en la gran final de la Copa Libertadores de América, una vez que dividió honores 2-2 ante Palmeiras, con lo que apuntan a una definición más que soñada ante su antagónico rival River Plate, en el famoso Superclásico de Argentina, que sin lugar a dudas estará como para alquilar balcones, por la historia que en medio de este encuentro está presente.

La anotación marcada por Ramón Ábila (18′) en favor de Boca Juniors comenzaba a sentenciar la serie, una vez que se ampliaba la cuenta del global, sin embargo la igualdad de Palmeiras llegaría por intermedio de Luan 53′, con lo que al volcarse al ataque llegaron a darle la vuelta al resultado con la conquista convertida desde el punto penal por conducto de Gustavo Gómez (60′), pero diez minutos después llegaría el atacante de los xeneizes Darío Benedetto (70′), para igualar las cosas y de esta manera aguantar las embestidas de sus rivales, que cayendo en desesperación fracasaron en su intención de quedarse con el triunfo.

Firmando de esta manera un global de 4-2, las cosas fueron sumamente favorables a los orientados por Guillermo Barros Schelloto, que ahora alistará esta gran definición que se estará dando entre el 7 y 28 de noviembre primero en La Bombonera, para luego cerrar las cosas en el Monumental de Núñez.

ALINEACIONES:

PALMEIRAS: Weverton, Diego Barbosa, Gómez, Luan, Mayke, Felipe Melo, Bruno Henrique, Lucas Lima, Willian, Dudú y Deyverson.

BOCA JUNIORS: Rossi, Izquierdoz, Magallán, Olaza, Pérez, Jara, Barrios, Nandéz, Ábila, Pavón y Villa.

Deja un comentario