Un final más que dramático fue el que se vivió esta noche en el Arena do Gremio, donde la escuadra de River Plate, le quitó la clasificación de las manos al actual monarca de la Copa Libertadores de América, cuando en los minutos de adición se llevó el triunfo 2-1, para así reverdecer viejos laureles y buscar la posibilidad de disputar una final que sería meramente argentina, siempre y cuando este miércoles Boca Juniors haga lo propio en el choque que tendrá que dirimir en Sao Paulo ante Palmeiras y mantenga la ventaja del encuentro de ida.

Los brasileños que partieron con importante ventaja en el encuentro de ida, tuvieron demasiado exceso de confianza, más aún cuando Léo Gomes (36′) abrió la cuenta en el marcador, con lo que la clasificación parecía un hecho, esto cuando era aún más amplio el global, sin embargo en los minutos finales las cosas cambiaron totalmente, una vez que los argentinos se arrimaron con todo al área rival y fue así como Rafael Borré (82′) decretó el tanto de la igualdad, que aún les tenía con un pie en la final a loa actuales monarcas, hasta que sobre el final una acción en el área de los locales fue sancionada con el lanzamiento desde el punto penal, tras la revisión del sistema “VAR”, mismo que fue ejecutado por Gonzalo “Pity” Martínez (92′), con lo que terminaron por celebrar en campo ajeno.

Ya el tiempo fue más que insuficiente para los brasileños, en su intento de igualar la cuenta, con lo que si bien es cierto el global terminó igualado a dos tantos por bando, la clasificación para la “Banda Sangre” se determinó por el tanto de visitante, que fue el que dirimió todo, con lo que los actuales monarcas dejan vacante la Copa Libertadores de América, que la ganaron en la edición 2.017.

ALINEACIONES:

GREMIO: Marcelo Grohe, Pedro Geromel, Paulo Miranda, Bruno Cortez, Léo Gomes, Cícero, Maicon, Michel, Ramiro, Alisson y Jael.

RIVER PLATE: Armani, Pinola, Maidana, Casco, Montiel, Ponzio, Quintero, Fernández, Palacios, Pratto y Borré.

Deja un comentario