Un nuevo escándalo se está ventilando en el balompié ecuatoriano, luego de la denuncia hecha por el presidente de Macará Miller Salazar Gamboa, en contra de Livinston Genaro Huacón Carbo, donde se estaba hablando de una propuesta hecha hacia él para tratar de arreglar el encuentro que lo jugaron semanas atrás ante El Nacional, donde también estarían inmersos jugadores del elenco militar, entre ellos se menciona a Édder Fuertes, Johan Padilla y Ángel Gracia, sumado además a la pública denuncia hecha por el ex-gerente de la Liga de Portoviejo, contra el mismo infractor del delito de estafa de la que habría sido objeto, cuando ocupó tan delicado cargo en el denominado cuadro de la “Capira”.

Finalmente salió a la luz el involucrado y en conversación que sostuvo con los colegas de Mach Deportes 92.9 FM se refirió a este caso, diciendo su verdad, conociendo de lo que se estaba exponiendo, al tiempo de ir y enfrentar a la justicia, para ir desenmascarando a todos quienes están tras de como él calificó una verdadera mafia existente en el fútbol ecuatoriano: “Él (Miller Salazar) dice que ha puesto la denuncia, pero una denuncia después de 12 días… Porque no la puso el mismo día. Porque espero acorralarse, porque no acudió a la Federación. Mañana mi abogado estará en Ambato para ver cómo está la denuncia, ver como procedemos”, comenzó iniciando en el diálogo Huacón Carbo.

Admitió claramente que Miller Salazar hizo dos depósitos a sus cuentas, así que le sorprende que este tipo de cosas haya declarado el presidente de Macará: “Realizó un deposito de 300 dólares  el día 3 y otro del mismo valor el día 9. Vamos a ver que pasa en los 30 días que dura la investigación. Tengo los audios, los respaldos de quien hizo los depósitos y vamos a sacar a la luz todo esto. Yo ya vengo trabajando en este tipo de situaciones, amarrando partidos desde hace varios años, pero éste fue el último partido que amarré y de aquí me retiro para quedarme frío…”, siguió detallando este singular personaje que sabe cuáles serán las consecuencias a las que se somete, en caso de resultar culpable.

Confesó además que su modus vivendi de hace algunos años, ha sido la de amarrar encuentros: “Yo me gano la vida amarrando partidos. Iré a la Fiscalia del Ecuador y ahí diré todo. Yo he cumplido, los dirigentes han cumplido, hay jugadores que han aceptado los sobornos. Yo he dicho que Johan Padilla es cien por ciento sobornable. Yo tengo el audio del jugador que decidió aceptar el soborno. Por mi lado ya no voy a trabajar amarrando partidos. Hay más personas que trabajan en este tema”, continuó Huacón, que zanjó el diálogo indicando que no acudirá al llamado hecho por la Fiscalía de Tungurahua, donde deberá declarar ante la denuncia puesta por el presidente de Macará.

“La denuncia en la Fiscalía de Tungurahua no me ha llegado y no me voy a presentar de acuerdo a lo que me recomendó mi abogado. Él estará en la fiscalía y va a mirar todo lo que ahí está para que luego me indique como vamos a proceder”

Deja un comentario