En vibrante encuentro que tuvo que definirse con los lanzamientos desde el punto penal, la selección de Croacia se quedó con el último pasaje a las semifinales de la Copa del Mundo Rusia 2018, dejando por fuera a los anfitriones de la competición que antes de este lance llegaban como amplios favoritos, pero que en el camino se encontraron a un cuadro que buscó de inicio a final la serie para seguir hasta el final de la competición que va llegando a la recta final.

Fue así como los rusos se pusieron en ventaja, tras una gran acción de Denis Cheryshev (21′), que aprovechando pase certero de Artem Dzyuba puso el balón en el fondo de las redes, con lo que se iban arriba en el tanteador, mismo que antes de la finalización del período inicial se igualó por intermedio de Andrej Kramarić (39′), que no perdonó en el área para vencer a Akinfeev, con letal cabezazo, tras un centro de Mario Mandžukić, cerrándose así no solo el primer tiempo, los 90 minutos haciendo más larga esta definición.

Ya en el tiempo suplementario los goles cayeron, siendo así como Domagod Vida (100′), a pase de Luka Modrić tras le ejecución de un tiro de esquina, apeló al juego aéreo para desequilibrar la cuenta, con lo que se cambiaron de lado para el segundo suplementario, en el Mario Fernández (115′), luego de una acción de Dzagoev, enviaba la redonda al fondo de las redes, prolongando la definición hacia los lanzamientos desde el punto penal.

Los penales que fueron la instancia definitiva les dio la clasificación a los croatas por 4-3, merced a las correctas ejecuciones de Brozović, Luka Modrić, Domagod Vida e Iván Rakitić, en tanto que los rusos erraron lanzamientos claves, a través de Smolov y Fernández, cerrándose así esta definición y dándoles el paso a las semifinales, en la que se encontrarán ante Inglaterra.

ALINEACIONES:

RUSIA: Akinfeev, Fernandes, Kutepov, Ignashevich, Kudriashov, Cheryshev, Kuziaev, Zobnin, Golovin, Samedov y Dzyuba.

CROACIA: Subasic, Vrsaljko, Strinic, Lovren, Vida, Rakitic, Modric, Perisic, Kramaric, Mandzukic y Rebic.

Deja un comentario