Pasando un largo período de 4 meses sin saborear el “dulce sabor” de la victoria, tanto a nivel local como internacional, San Lorenzo dice adiós a la falta de éxitos bajo la conducción de Jorge Almirón gracias a doblegar por la mínima diferencia a Junior de Barranquilla sobre la cancha del ‘Estadio Pedro Bidegain’, también conocido con el apelativo de ‘Nuevo Gasómetro’, donde el público concedió una tregua a los elementos de la divisa ‘azulgrana’ para lograr la cosecha de vitales tres puntos en el marco de la fase de grupos de la Copa CONMEBOL Libertadores 2.019.

Conscientes del sobrevuelo de ciertos “fantasmas” en la disputa del partido frente al vigente campeón colombiano, a la formación argentino le costó poseer la tranquilidad suficiente para imponer localía en esta segunda presentación en marcha en la zona ‘F’, en la cual recién en el minuto 78 llegó el ansiado tanto firmado por Román Martínez para generar algarabía en el interior del recinto ubicado en el Bajo Flores, ilusionado para disfrutar el primer triunfo de los locales bajo la tutela del ex-entrenador de Lanús, algo que finalmente sucedió.

Debido a superar al ineficaz Junior en suelo austral, la situación de San Lorenzo en la respectiva serie del magno torneo continental mejora por acumular 4 unidades en las dos fechas encaradas hasta el momento; mientras, los costaneros se complican por mantener la casilla en cero tras el encaje de derrotas consecutivas.

Deja un comentario